Skip to main content

Acto Público de Reconocimiento de Responsabilidad Internacional por el caso Vicky Hernández

 

El Estado de Honduras por convicción moral y voluntad política del Gobierno que presido y en cumplimiento de la sentencia emitida por la Corte Interamericana Derechos Humanos el 26 de marzo del 2021, en el que declaró que el Estado de Honduras era responsable por la violación a los derechos a la vida y a la integridad personal en perjuicio de Vicky Hernández, mujer transgénero trabajadora sexual y defensora de los derechos de la mujer trans.

En relación con los hechos de dicho caso, hacemos ese reconocimiento público como parte de las medidas de reparación por las violaciones a los Derechos Humanos que culminaron en un vil asesinato.

Y al respecto queremos hacerle llegar a la red lésbica y a la comunidad LGTBI nuestro sentimiento de pesar por lo acontecido. Con pleno conocimiento y responsabilidad después de que el 28 de junio de 2009 se perpetra un ilícito internacional en el Golpe de Estado contra el presidente José Manuel Zelaya Rosales, como lo determinó también la Corte Interamericana en el caso López Lone y fue condenado por la Organización de las Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos y otros grupos regionales y subregionales.

En este acto público que se une al realizado en San Pedro Sula, reconocemos ante la comunidad internacional, el pueblo hondureño y la familia de Vicky Hernández,  la responsabilidad del Estado de Honduras en los hechos que habrían llevado a su muerte ocurrida en San Pedro Sula el 28 de junio del 2009, al encontrar que la violencia ejercida contra Vicky Hernández lo fue en razón de su expresión o identidad de género, que se violaron los derechos al reconocimiento a la personalidad jurídica, a la libertad personal, a la privacidad y libertad de expresión y al nombre, y que se incumplió con la obligación establecida en el artículo 7 A de la Convención Interamericana para prevenir sancionar y erradicar la violencia contra la mujer en su perjuicio.

 Por otra parte, su muerte no fue investigada con la debida diligencia vulnerando los derechos a las garantías, al debido proceso y a la protección judicial (artículo 8 y 25 de la Convención), y a la obligación establecida en el artículo 7B de la Convención Interamericana para prevenir sancionar y erradicar la violencia contra la mujer en perjuicio de los familiares de Vicky Hernández.

Asimismo, se violaron sus derechos a la integridad personal de la familia de Vicky Hernández, por la consecuencia que para ella tuvo su muerte y porque las circunstancias de la misma siguen sin haberse esclarecido, vulnerando entonces los artículos 8 y 25 de la Convención Americana.

Por tanto, en nombre del Estado de Honduras y como Presidenta de la República, declaro que:

1. Se asume la responsabilidad internacional de este vil crimen, cometido en contra de Vicky Hernández y su familia como una flagrante violación a los Derechos Humanos.

2. Solicitamos públicamente el perdón por este terrible hecho.

3. Nos comprometemos adicionalmente como medida de reparación a:

  • Publicar la Sentencia dela Corte Interamericana y su resumen
  • Promover y continuar las investigaciones sobre el homicidio de Viky Hernández.
  • Otorgar una beca de estudio a Argelia Reyes Ríos, sobrina de Vicky Hernández.
  • Realizar un audiovisual documental sobre la situación de discriminación y violencia que experimentan las mujeres trans en Honduras.
  • Crear una Beca Educativa “Vicky Hernández” para mujeres trans.
  • Crear e implementar un plan de capacitación permanente para agentes de los cuerpos de Seguridad del Estado
  • Adoptar un procedimiento para el reconocimiento de la identidad de género que permite las personas adecuar sus datos de identidad en los documentos de identidad y en los registros públicos de conformidad con su identidad de género auto percibida.
  • Adoptar un protocolo de investigación y administración de justicia durante los procesos penales para casos de personas LGTBI víctimas de violencia.
  • Diseñar e implementar un sistema de recopilación de datos y cifras vinculadas a los casos de violencia contra las personas LGTBI y pagar las cantidades fijadas en la sentencia por concepto de indemnizaciones y costas y gastos.

Tras el Golpe de Estado del 28 de junio de 2009, fecha que como se sabe de la muerte de Vicky Hernández y durante 12 años, vivimos una pesadilla en Honduras, como resultado de la entronización en el poder de una cleptocracia voraz que permitió y propició la infiltración del narcotráfico en las estructuras del Estado que produjo corrupción en gran escala, impunidad y represión como nunca se había experimentado.

La verdad debe de servir como ejemplo a las futuras generaciones de nuestro país. Agradecemos a las distintas organizaciones LGTBI como la Red Lésbica y otros colectivos que han velado por este caso emblemático.

Es importante mencionar la visita de las co-representantes de las víctimas, la señora Mary Kerry Kennedy, presidenta de la Organización Robert Kennedy, Human Rights y Angelita Baeyens, coordinadora de litigio.

Finalizo este acto, reiterando mi compromiso por velar por el respeto y la promoción de los Derechos Humanos por el estado de Honduras.

Los hechos ocurridos y derivados del golpe de estado en Honduras no deben volver a repetirse, los cientos de muertes, asesinatos y violaciones constantes, la noche oscura del golpe, y de la dictadura, no debe volver a nuestra patria.

¡Muchísimas gracias!

 

youtubeLink
back to top