CONSTRUIDA POR SEDIS YALENI, LA NIÑA QUE VENDE LEÑA TENDRÁ UNA VIVIENDA DIGNA

Victoria, Yoro.La pasión por el trabajo y los deseos por sacar adelante a su familia, hicieron que Yaleni Estrada (14), una adolescente del municipio de Victoria en el Departamento de Yoro, se convirtiera, junto a su familia, en una favorecida
con la construcción de una vivienda, a través del Programa Vida Mejor de la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (Sedis) del gobierno del presidente Juan Orlando Hernández.

El pasado 7 de marzo, el ministro de Desarrollo Social, Reinaldo Sánchez, conoció el caso de la jovencita y las precarias condiciones de su vivienda, construida de bahareque, piso de tierra y techo roto, por lo que de inmediato instruyó la revisión de la situación para hacer la edificación de una nueva casa.

El caso de Yaleni se conoció a través de los noticieros de Hoy Mismo, donde se informó que desde los 10 años, ha halado leña para vender en su natal Victoria; labor que le impidió seguir sus estudios a nivel medio.

A la jovencita, se le ve todos los días montar un pequeño burrito y recorrer las calles del barrio el Tanque, para vender leña que posteriormente ha recolectado su abuelo, pero al regresar a su hogar le espera una dura noche, puesto que no tienen cama y deben colocar un colchón vetusto y sucio en el piso de tierra.

Con voz entrecortada, relata que muchos se burlan de ella cuando la ven transitar con su burrito, pero a ella no le interesa porque sabe que es su forma de subsistencia.

Su temple y madurez la definen y sus sueños brotan de inmediato al ser consultada sobre ¿qué es lo que desea más en su vida?: “Quiero tener una casa digna”, dice sin titubear la niña, al tiempo que expresa que quiere seguir estudiando.

MANOS A LA OBRA

Técnicos de la SEDIS, se desplazaron hasta el lugar, identificaron todo lo referente a la vivienda y los servicios básicos y determinaron que si es factible la construcción de la nueva casa.

Los guías de familia, comenzaron los trabajos de demolición de la casa, donde Yaleni vivió toda su infancia y determinaron que un periodo no mayor a un mes, estaría construida la vivienda digna para la pequeñina.

Los días de dormir en el suelo y soportar el polvo y el lodo por el piso de tierra, o los rayos de sol y la lluvia que se colaban por los agujeros del techo, culminarán para Yaleni y su familia compuesta por once miembros, entre ellos hermanos y sus abuelos, que han manifestado estar contentos de haber sido favorecidos con una vivienda digna.

Así como Yaleni y su familia, son alrededor de 2.9 millones de personas en Honduras que han sido beneficiados con alguno de los productos de Vida Mejor, entre ellos viviendas completas, ecofogones, pisos de cemento, filtros de agua, entre otros.