“GRACIAS A CIUDAD MUJER PUDE SUPERAR MI PASADO DE AGRESIONES FÍSICAS Y HUMILLACIONES; HOY TENGO ESPERANZA”

La vida para Nora, durante varios años y tras afrontar reiterados actos de violencia doméstica, fue un infierno.

Madre de cinco hijos, hizo catorce denuncias de acoso, agresiones, humillaciones y un apuñalamiento.

Su vida era un sufrimiento, una etapa desagradable que solo cambió cuando decidió ingresar a Ciudad Mujer, ubicada en la colonia Kennedy de Tegucigalpa.

El caso de Nora -se cambió su nombre por razones obvias-, es solo uno de los miles que se suscitan en el país y que ahora forman parte de uno de los problemas más atacados por el Programa Presidencial Ciudad Mujer, que además de proteger a las víctimas, busca empoderarlas y permitirles tener mejores condiciones de vida.

“Mi vida fue tan dura, que una vez me apuñaló, eso fue en 2005”, dice Nora, mientras hace un esfuerzo para reprimir cualquier sentimiento del pasado. Luego expresa: “Un vez hasta me sacó de mi casa con mis hijos y nos quemó todo, quedamos sin nada”.

Lo dice de pie, en uno de los módulos de atención a las usuarias de Ciudad Mujer, lugar al que acudió con la intención de recibir ayuda y se encontró con un respaldo que jamás se imaginó.

Desde que acudí a Ciudad Mujer me siento más segura de mí misma, más confiada, he sacado varios cursos para mejorar mi vida, y me siento realizada por la forma en la que me han tratado –dijo Torres.

Desde su creación –es un proyecto impulsado por el presidente Juan Orlando Hernández y la primera dama, Ana García-, Ciudad Mujer ha atendido más de 4 mil casos de violencia.

Este Programa Presidencial trabaja para mejorar las condiciones de vida de las mujeres en Honduras, con un esquema innovador e integral de servicios.

Aquí, las mujeres encuentran módulos de atención en: Violencia Contra la Mujer, Educación Colectiva, Salud Sexual y Reproductiva, Atención a la Adolescente y Atención Infantil.

Del aburrimiento a una vida ocupada

En el objetivo de empoderar a las mujeres en sus derechos, María Isabel Rivera (48), es una de las personas ejemplos en Ciudad Mujer Kennedy.

Tras pasar de ser una madre pasiva a convertirse en una señora activa, emprendedora y generadora de fondos para su familia por la asistencia integral recibida.

“En la casa pasaba aburrida, haciendo oficio, viendo televisión, pero sin metas, sin objetivos y sin la esperanza de convertirme en una mujer que luchara por cambiar su vida”, reveló doña María, habitante de la colonia Villanueva y quien después de 8 meses de visitar Ciudad Mujer, hoy es otra persona.

“He sacado siete cursos de desarrollo empresarial, tengo mi propia empresa de producción de pinol que vendo y mercadeo por redes sociales y hasta hago uniformes para doctores y personal de enfermería”, expone con un gesto de felicidad en su rostro.

“Me siento muy feliz y realizada, porque Ciudad Mujer es el empujón que uno necesita para salir adelante”, reafirma, antes de revelar que igual ahora cursa el Bachillerato en Ciencias y Humanidades y en junio espera graduarse, porque “como secretaria no he tenido la oportunidad de acceder a la Universidad”.

Y lo mejor según sus palabras es que “Hay gente que me pregunta cuánto se paga aquí y no saben que es gratis, nada de lo que nos dan aquí se paga y es algo que nos servirá para toda la vida”.

De usuaria… a voluntaria

Uno de los módulos más visitados en Ciudad Mujer Kennedy es el de Salud Sexual Reproductiva con 48 mil 150 servicios brindados, seguido de Autonomía Económica con 13 mil 473 y de Atención a la Violencia contra la Mujer 3 mil 498.

De igual manera, en el Módulo a Atención a la Adolescente del Centro Ciudad Mujer Tegucigalpa, durante el periodo de abril a diciembre del 2017 atendieron más de 2 mil quinientas jóvenes que recibieron consejería en salud sexual y reproductiva, atención psicológica, orientación educativa y vocacional, cursos de habilidades para la Vida y elaboración de plan de vida.

Hasta ese lugar llegó Lourdes Carolina Laínez, una adolescente de 15 años, residente en el Barrio Buenos Aires, y quien tras observar todo lo que se ofrece en el centro, “decidí aprender mucho y me he propuesto servir como voluntaria a otras jóvenes”.

“He recibido varios cursos, entre estos como debo usar las redes sociales, construir un plan de vida, hablar sobre reproducción sexual y cómo evitar los embarazos no deseados… aquí incluso tenemos la facilidad de hablar con las voluntarias, como no lo hacemos normalmente los adolescentes con nuestros padres”, dice en un mostrador de centro.

Llegó con 200 libras y hoy pesa 160

El caso de María Giomar Aguilar es muy distinto. Visitó Ciudad Mujer por curiosidad, pesando 200 libras, con su hijo en brazos y tras una ruptura sentimental.

“Llegué sola, son rumbo y sin metas, y sin saber qué iba a pesar en mi vida”, dijo mientras observa a su pequeño, como ha progresado en la sala de atención integral.

Pero uno de los factores que más le ha sorprendido a María es que “en la clínica de Honduras Actívate he podido aprender a comer sano, he recibido clases para hacer ejercicio y he rebajado 40 libras”.

A lo anterior, agrega que “hoy me siento más segura, ahora sé que no estoy sola y que puedo salir adelante”, dice mientras observa que su pequeño retoño, hoy camina y habla, gracias a la atención que recibe en el centro, mientras ella acude a cursos y a otras actividades.

Esto solo es parte de lo que el Programa Ciudad Mujer alcanza en su trabajo intenso en el objetivo de favorecer y fortalecer la vida de todas las mujeres de Honduras.

“Es la tabla de salvación que tanto necesitaba”, dijo Nora con una sonrisa marcada y antes de ingresar a una sesión más de asistencia sicológica. La Nora de ese momento en nada se parece a la que sufrido violencia doméstica e intentos de asesinato. Se la ve muy segura y firme en sus convicciones.

De interés

1. Ciudad Mujer Tegucigalpa y Ciudad Mujer Choloma entregaron ya más de 68 mil beneficios para las usuarias en 9 meses de funcionamiento en Tegucigalpa y tres en Choloma.

2. El proyecto Ciudad Mujer se espera que de igual forma abarque las regiones de Choluteca, La Ceiba, Santa Rosa de Copán y San Pedro Sula.

3. Mientras las mujeres realizan sus trámites en Ciudad Mujer, hay áreas destinada para la atención integral de los niños, que permite fortalecer las familias y los procesos de crecimiento de los menores.

4. Este programa fue creado mediante Decreto Ejecutivo PCM-031/2016 del 3 de mayo de 2016, adscrito a la Secretaría de Estado de Desarrollo e Inclusión Social y como un brazo ejecutor de las políticas de género que rectora el Instituto Nacional de la Mujer.

5. En el presente año se espera que entren en funcionamiento los centros de Ciudad Mujer de San Pedro Sula y La Ceiba.